¡Descúbre como los implantes cocleares cambian la vida del paciente!

 

El oído percibe e interpreta los sonidos, nos permite comunicarnos con el entorno y participar en conversaciones. Por desgracia, las personas que sufren sordera grave o profunda, están privadas de esta facultad. El implante coclear puede resultar una solución eficaz.

 

En efecto, cuando las prótesis auditivas clásicas no aportan suficientes beneficios para la comprensión del habla, los implantes cocleares permiten que las personas que padecen sordera grave o profunda mejoren su calidad de vida ofreciéndoles (o devolviéndoles) una mejor inteligibilidad en entornos tranquilos o ruidosos, y ayudándoles a afrontar los retos de la vida cotidiana, de la profesional o de la escolar. Los pacientes con implantes cocleares declaran sentirse más seguros (pueden ser alertados en caso de una emergencia, por ejemplo), y se sienten así más independientes y vuelven a disfrutar de su vida social.

 

Poder utilizar el teléfono, pedir cita al médico, ver la televisión, charlar en una cena, oír una alarma, compartir secretos, disfrutar de la risa de los niños. Tantos sonidos que ya no habrá que adivinar. La audición permite el desarrollo del lenguaje, se recomienda enérgicamente poner el implante en niños lo antes posible para garantizar el desarrollo de sus capacidades de escucha y de comunicación, para así poder ofrecerles todas las oportunidades de integrarse en un curso de escolarización normal, de ser independientes y de tener una vida profesional llena de posibilidades.

 

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir las últimas novedades y promociones.
Holler Box